Robo y surrealismo en Mozambique


Por: EL PAÍS

Autor invitado: Carlos García Portal (Charly Sinewan)

image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/14080814/73b450fb-ca11-4dfa-a775-d3627f3c4d7f.png
Capilla de San Antonio, Ilha de Mozambique

Entro al norte de Mozambique desde Zimbabue, evitando un conflicto que sigue vivo en el centro del país y que no es más que secuela de una guerra civil interminable. Se trata del país número setenta que visito y el veintiséis en África. Nunca antes había estado en un lugar en el que el robo y el engaño estuvieran tan arraigados a la cultura, ni tampoco donde mendigar fuera un hábito tan normal para muchas de sus gentes. Si tienes más que yo, aunque no lo necesite realmente, te pido que me lo des o intento quitártelo si nadie me ve hacerlo. ¿Pero por qué pasa esto aquí y no en otros lugares con carencias y necesidades similares?. No tengo la más remota idea, pero puedo asegurar que es así y que no es la percepción sesgada de un viajero que pasa deprisa. Cualquier occidental que vive en la zona lo confirma e incluso la propia gente local se protege de ello constantemente.

Seguir Leyendo

La Gran Guerra para todos los públicos


Por: F. Javier Herrero

ARC8900385
Soldados alemanes manejan una ametralladora en las cercanías de Reims (Francia) / Bettmann.Corbis

“Los trenes se llenaban de reclutas recién alistados, ondeaban las banderas (…) y en Viena encontré toda la ciudad inmersa en un delirio. Se formaban manifestaciones en las calles, los reclutas desfilaban triunfantes, con los rostros iluminados, porque la gente los vitoreaba a ellos, los hombrecitos de cada día, en quienes nadie se había fijado nunca…”. Esta es la atmósfera de la Viena ilusionada que describe el escritor austríaco judío Stefan Zweig en su gran obra El mundo de ayer. Memorias de un europeo en agosto de 1914, recién iniciada la guerra en Europa. Hasta ese momento ningún conflicto bélico había surgido de un malentendido tan grave acerca de la magnitud de la catástrofe que se avecinaba y de las consecuencias y transformaciones que acarrearía.

Seguir Leyendo