2 comentarios

El portentoso sexo negro


Por: Ángeles Jurado

SHARPE~1No sé si ha disfrutado ya del desconcertante placer de leer alguna de las dos novelas sudafricanas de Tom Sharpe. En caso de que no lo conozca, Sharpe fue muy popular a finales del siglo pasado y, aunque falleció en nuestro país hace unos años, continúa ejerciendo como uno de los maestros del humor británico más reciente. Nacido en Inglaterra en 1928, se trasladó con apenas 23 años a Sudáfrica, donde trabajó para el gobierno, como profesor y como fotógrafo. Tuvo el honor de ser deportado por el régimen del apartheid en 1961 tras pasar por prisión y ser acusado de comunista y de actividades antigubernamentales. Y aprovechó su experiencia en el país para inspirarse y escribir dos libros tan desternillantes como terroríficos: Reunión tumultuosa y Exhibición impúdica. Ambos se centran en la paranoica lucha anticomunista y antinegra de las fuerzas de seguridad sudafricanas de la época.

Reunión tumultuosa narra un crimen pasional: el caso de una venerable señora blanca que asesina a su amante, su cocinero zulú, provocando una auténtica conmoción en un contexto donde las relaciones “interraciales” eran un tabú casi innombrable. Exhibición impúdica abunda en el tema con una gran operación correctiva a los policías sudafricanos blancos para que eviten el contacto sexual con las mujeres negras. Se puede observar en la portada del libro que la estrategia anti-líbido que se aplica a los agentes se basa en el electrochoque al estilo Naranja mecánica y le adelanto ya que no funciona: tiene como resultado inmediato la conversión de la comisaría en territorio gay.

En ambos casos e independientemente de que aprecie o no el sentido del humor disparatado de Sharpe, uno de los hechos que narra que golpea al lector es la obsesión del sudafricano blanco medio con la sexualidad del sudafricano negro.

Las mujeres blancas descritas en Exhibición impúdica vierten su histeria, que pivota en torno a los desmesurados sexos de los negros, en los oídos de la siquiatra von Blimenstein, el cerebro de la operación de inhibición sexual a calambrazos. Ella ya está harta de la paranoica fijación de sus compatriotas con violaciones y vergas homéricas, combinada con una educación puritana y que las lleva directas a su sofá de sicoanálisis. Así que disfruta sádicamente al forzarlas a verbalizar su fascinación y su miedo ante los penes africanos.

La obsesión con el sexo de los hombres negros no es exclusivamente femenina ni blanca ni del siglo pasado. En la imagen inferior podemos ver a Azuka Adindu, un representante de la industria de Nollywood retratado por Pieter Hugo en Enugu, Nigeria, en 2008. Probablemente sea una de las imágenes más populares de la retrospectiva de Pieter Hugo que ahora se exhibe en nuestro país. Justo debajo de la imagen del señor Adindu está la del sudafricano Moses Mapukata, vecino del suburbio de Khayalitsha y también retratado por Hugo. En general y cuando hablamos de tamaño del órgano sexual, una gran parte del planeta (africanos y afrodescendientes incluidos) piensa que entre la población negra hay más señores Adindu que señores Mapukata.

10620526_10154602392280585_7057449562188143545_n

1410443576_460074_1410444709_album_normal

Fotografías de Pieter Hugo. La superior, tomada de un catálogo, no original

¿Por qué se considera, en general, que el sexo de los hombres negros es mayor a la media de los demás? ¿Por qué se les imagina incontinentes e infieles por naturaleza? ¿Por qué las miraditas en los vestuarios, los chistes casi adolescentes y las indirectas a sus parejas blancas, la comparación con elefantes, toros o caballos? ¿Por qué, en fin, la manía con una parte concreta de su anatomía y la degradación del negro?

Afribuku tomaba hace poco el título de un libro del periodista marfileño Serge Bilé (El mito del sexo desmesurado de los negros) para coronar un interesantísimo artículo sobre la fabricación de la leyenda.

El texto de Bilé aparecía en el año 2005 con la intención de “deconstruir el mito que tiene sus raíces en el racismo, mostrando cómo se desarrolló, cómo [los propios negros] lo hemos adoptado y en qué continúa rebajándonos”. El autor situaba el comienzo del viacrucis sexual del negro en la Biblia y la historia de Cam, el hijo de Noé y padre de los camitas y por extensión, la negritud. Según Bilé y la interpretación de algunos teólogos, Cam habría violado a su padre cuando dormía y eso le habría acarreado la maldición de la condena a la esclavitud y de un pene gigantesco. Ése sería el pistoletazo de salida para comenzar a encadenar prejuicios que vendrían a convertir en axioma la afirmación profundamente racista de que “los negros tienen el sexo por cerebro”. De la animalización a robarle a uno el alma, la voz, los recursos y la vida vía esclavitud y colonialismo hay un paso.

El mito del negro superdotado y lascivo se sustenta en muchas fuentes y Afribuku menciona unas cuantas: desde Heródoto y Galeno de Pérgamo a los modernos y poco rigurosos mapamundis del pene, pasando por Marco Polo, Diderot, Rousseau, Voltaire, John Locke o Ibn Khaldoum. Por el camino, un rosario de acusaciones de incontinencia y linchamientos verbales o a pie de árbol, eunucos abonados a las orgías, clichés amplificados por la industria de la pornografía, teorías peregrinas como la que sitúa el origen del sida en el bestialismo, explotación sexual y cosificación, monjas europeas violadas en Katanga y cooperantes y turistas blancas clamando “once you go black you’ll never go back”.

Bilé es citado también por la bloguera y escritora  Yehni Djidji (Abiyán, Costa de Marfil, 1988) en una entrada reciente de su blog que viene también a desmitificar la tan denostada como deseada superlatividad del sexo negro. “Pero, diantre, ¿de dónde vienen entonces todas esas pancartas para desarrollar el sexo que han invadido la ciudad de Abiyán?”, se interroga, irónica. “¿Nos vendieron ilusiones todo este tiempo? ¿Es un mito que esas gentes destrozan así, sin escrúpulos?”. Y para ilustrar su perplejidad, la bloguera cuelga fotos que ella misma ha tomado de los carteles con recetas milagrosas para alargar y ensanchar el sexo masculino y evitar la impotencia o la eyaculación precoz. Carteles que plagan las calles de las ciudades africanas, no las de Estocolmo o Seúl.

Yehni Djidji concluye su entrada explicando que una esteticista marfileña dedicada a este tipo de productos afirmó, entrevistada en el periódico Le Nouveau Réveil hace ya dos años, que atendía a una media de 150 personas al día y una tercera parte de ellas eran hombres.

Developpezsexe2

Imagen tomada del blog de Yehni Djidji

En cualquier caso, lo cierto es que muchos parecen estar de acuerdo en que hablamos de un mito sin fundamento científico. También y por más adulador que le pueda parecer a algunos Azukas Adindu que se autodefinen como sementales sin problemas, se trata de un mito que se construye a través de la mirada del otro y esa mirada no es inocente, sino  calculadora y racista.

Para finalizar esta entrada, proponemos enlaces a tres películas que vendrían a tocar un tema que corre paralelo a éste: las relaciones “interraciales” ¿Por qué están emparentadas ambas cuestiones?, se preguntará usted con razón. Porque, de nuevo, nos topamos con el prejuicio. Según algunos, lo único que puede unir a dos personas con pigmentaciones distintas y más concretamente, a una blanca y un negro, es el puro deseo sexual sustentado, de nuevo, en un pene de dimensiones épicas. Según esos mismos u otros, las relaciones “mixtas” están condenadas al fracaso puesto que se anclan en lo puramente físico y en ellas se intuyen la infidelidad y la ruptura casi desde la primera mirada. Todo el discurso, de nuevo, se basa en la presunción de un sexo grande y una visión de la sexualidad aparejada a él que es instintiva, irracional y obsesiva.

Dos de las películas que proponemos abordan la relación “interracial” desde la óptica del turismo sexual y la tercera desde el prisma del “buen” inmigrante, estilo Intocables.

Nos habría gustado incluir un cachito de Soleil Ô (1967), del mauritano Med Hondo, en el que dos francesas se cuchichean al oído, entre risitas de colegiala, lo que se cuenta de los negros en la cama. A continuación, la más curiosa de las dos sale a cazar a un inmigrante africano en la calle para comprobar si el mito es real. La escena post-coito la muestra desencantada, fumando un cigarro y protestando porque su amante no es lo que ella esperaba.

La película de Hondo tiene, todavía a estas alturas y desgraciadamente, una vigencia chocante en temas como el racismo y la hipocresía. También en el tema de los prejuicios que eternizan la leyenda del portentoso sexo negro.



Más información:

El mito del sexo desmesurado de los negros

Mapamundi del tamaño del pene

Sida : les préservatifs à taille unique jugés trop petits pour les Ougandais

La légende du sexe surdimensionné des noirs : la fin d’un mythe

Who’s Afraid of Black Sexuality?

Fuente: http://blogs.elpais.com/africa-no-es-un-pais/2014/10/el-sexo-portentoso-de-los-africanos.html#more

Anuncios

2 comentarios el “El portentoso sexo negro

  1. Pues es muy interesante este post. Los seres humanos deberíamos vincularnos por afecto y afinidad, dejando de lado colores, etnias y otros prejuicios preconstituídos. Creo que la raza negra ha tenido un destino terrible basado nada más que en la discriminación sin sentido de los blancos y en, cuando no, la economía insaciable que desconoce visos de humanidad.

    En cuanto al tamaño del sexo, tengo amigas que han tenido amoríos con señores negros, y dan fe de la veracidad de la leyenda. Quizás sean coincidencias, pero han verificado la hipótesis personalmente.

    Un saludo afectuoso para ti desde Argentina.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo contigo que los seres humanos deberíamos vincularnos por afecto y no por el color de la piel, pero he de decirte que nuestra familia tiene amigos de color, y son más racistas que nosotros los blancos, no se si será por lo que dices, de que han estado discriminados desde los tiempos de las plantaciones… creo que eso ha canbiado.
      El tamaño del sexo en muchos casos, no sólo históricos sino también actuales, se llega a representar a los negro como una persona cuyo pene lo define como persona.

      Un saludo para ti desde Madrid.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.

lavidatiendea

...se hace camino al andar.

Mabel en papel

Memorias, relatos y un poco de poesía.

Mesteval.com

Todos nacimos con la capacidad de poder escribir nuestras historias sin la necesidad de ser escritores.

El mundo de puntillas

"Sólo una poeta más de latidos incoherentes y ojos color olvido"

VERMAJIKABLOG

A MOTIVATIONAL AND INFORMATIVE HINDI BLOG

Create Awesome

Life Awesome On YouTube

anansi2050

Deep Thoughts and Ideas

Here in the Silence

...is where I find my voice.

P.S. love Gen

Aspire to inspire

Jay Colby

Life, Inspiration & Motivation

FLOW ART STATION

THE ENLIGHTENED ART MAGAZINE

Kristorres

La peor experiencia la mejor maestra

MUSAS DISIDENTES

La poesía es mi último cartucho.

yorotradicionesblog

Costumbres y Tradiciones

The Jaguar

And its Allies

La perra envenená

Soy esa que está verde ... la del pelaje opaco...

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

Sally.CS

"Érase una vez una gitana, que escribía historias de amor"

MY Alborada

Frases y fotografía poética.

anifa07@gmail.com

kegagalan itu cara Allah mengatakan "BERSABARLAH" aku memiliki sesuatu yang lebih baik untukmu

COMO SER POETA SIN MORIR

página web de Mero S. Myers

LoShame

Fashion Blogger

El globo de colores

"Es el camino recorrido el que nos da fuerzas para recorrer el que falta"

Mi lengua nativa

mis letras, mi cosmos...

DIARIO DE UNA FLOR

MI VIDA EN FOTOGRAFÍAS MAS UN POCO DEL MUNDO Y SU POESÍA.

Sueños de Papel

"El amor no tiene barreras. Salta obstáculos y vallas y traviesa muros para llegar a su destino lleno de esperanza.", Maya Angelou

Alejandro Muñoz Sánchez

Especialista en la realización de estudios analíticos de muestras biológicas humanas, interpretando y valorando los resultados técnicos como soporte al diagnóstico clínico u orientados a la investigación clínica.

Bhavna Misra

Artist, Painter, Designer

En el campo de lavanda

Vida, literatura y arte.

StoreDay

Știri clare din surse sigure!

Del día a día

De lo efímero, lo banal y sin sentido

Safira's Journey

Create Your Own Happiness

Perderme

Enredada en un mar de palabras.

Hazme poeta

Confesiones de un bastardo

Elia Santos

La vida en Poesía

El pájaro más libre del columbario

爱 Uno es de donde ama ; pero siempre querrá ir a donde vive 生

VESTIO ALONIECO

Pensamientos propios

Celestial Priestess's Fourth Density Journal

Metaphyics, Horoscopes, Personal Blog, Modeling & Recommended Products,

el coronel no tiene quien le lea

nacemos originales y morimos copia

quandolamentesisveste

emozioni di silvia de angelis

Hindberry Fruchtwein

Herstellung von Obstwein, Fruchtwein, Obstdessertwein, Fruchtdessertwein, Obstwermut

Misecretosdehoy

Qué bonita la vida.

The Foodinista

I guess I've always been a food obsessive, and it has gotten worse the older I've gotten

A %d blogueros les gusta esto: