Encuestas en Corruptópolis


Publicado por Juan Carlos Monedero

Rajoy_Barcenas

Cuando las elecciones europeas de mayo, las encuestas empezaron a dar cuenta de Podemos con mucha displicencia. Acostumbrados a una foto fija, el movimiento parecía marearles. Otorgaban a Podemos apenas una intención de voto del 0,2% y metían a la formación dentro del saco “otros”, ese limbo de los famélicos donde suelen colocar a los partidos insignificantes a los que ni siquiera se mira por encima del hombro. Desde el nuevo partido se respondió con prudencia: la incapacidad del sistema de reconocer la existencia de Podemos era una señal más de la descomposición del sistema.
Sigue Leyendo