Solo nos queda un cartucho


Puntadas sin hilo | Arturo González

Son tales el deterioro y el desánimo que ya no nos importa nada. Urdangarin ya nos trae sin cuidado, que el fiscal alegue una teoría jurídica de la desigualdad para librar a la Infanta lo dábamos por sabido, que el juez Ruz sea metido en la jaula de los leones para que el Consejo General del Poder Judicial lo despedace y el PP se libre de sus cuitas haciéndolo suplente de un suplente no nos importa, que el ministro Wert se preocupe de las posibles irregularidades de Errejón y no, por ejemplo, de los abrumadores y numerosísimos nepotismos de la Universidad Rey Juan Carlos subvencionada con fondos públicos nos fijamos en Errejón, que Televisión Española sea un escándalo de manipulación y saque de cañones para encarar el año electoral que se avecina nos hace cambiar de canal pero poco, que con dos cojones el Gobierno decida bajar impuestos para en cuanto pasen las elecciones subirlos si gana casi lo agradecemos, que quieran intervenir las conversaciones telefónicas sin autorización judicial y quebrantando un artículo esencial de la Constitución que por otra parte no quieren ni tocar nos lleva a un Estado policiaco o parecido. Es claro que no podemos hacer nada sino aguantarnos, y desgraciadamente también es claro que muchos ciudadanos están de acuerdo con esas medidas y más que pusieran y pondrán.

Así pues solo nos queda un cartucho para tratar de salir de esta dictadura democrática que padecemos, el cartucho de Podemos, el cartucho del voto, el cartucho de que si queremos, somos capaces. Los diez meses que faltan para las elecciones son diez meses estúpidos, innecesarios inútiles, diez meses de prostitución permanente, diez meses de decidir si queremos suicidarnos con el único cartucho que queda en el tambor o volverlo contra quienes nos han conducido a este desfondamiento democrático con sus trapacerías, delitos, engaños y ruindades. Dicen que el PSOE será el guardagujas del descarrilamiento o no y no parece muy de fiar. Hoy cambia la guja hacia un raíl y mañana hacia otro. Con el PP ni a coger agua, ha dicho no el PSOE sino la Secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, es decir, no representa la voz oficial del partido mientras el maquinista-jefe Sánchez flirtea con unos y con otros y rompe los sagrados principios del socialismo mínimo. Este señor no es de fiar en tanto no se defina con claridad y deje de pedir cuentas a los demás y las rinda él. No es seguro que vaya a hacerlo de modo eficiente contra la desigualdad. Quiere nadar y guardar la ropa. Su boca le pierde. Por desgracia, IU tiene una pistola de juguete de corto alcance ante las urnas. Solo Podemos puede sacarnos, o no, de esta situación de indolencia y repugnancia. Solo ellos merecen que en ellos gastemos la última bala del voto. Para bien o para mal. Pero para no seguir siendo demócratas ultrajados. No más PP, no más PSOE si no se aviene a empujar en serio. Sí más IU con la flor que saldrá de su cañón tras su disparo.

Fuente: http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/12/09/solo-nos-queda-un-cartucho/

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

2 comentarios en “Solo nos queda un cartucho

Los comentarios están cerrados.