1 comentario

La curiosa cena de Navidad entre soldados nazis y americanos


En 1944, durante la batalla de las Ardenas, una patrulla aliada y otra alemana decidieron detener las hostilidades el día de Nochebuena para disfrutar juntos de un asado.

Un milagro de Navidad. Eso es lo que debió ocurrir el 24 de diciembre de 1944 en mitad del bosque de Hürtgen (Bélgica) para que seis soldados (cuatro nazis y dos americanos) depusieran sus armas y, por una noche, detuvieran la batalla de las Ardenas para cenar con una familia local al calor del fuego. Aquel día podía haberse producido un baño de sangre pero, sin embargo, parece que el espíritu navideño logró vencer las diferencias existentes entre ambas patrullas.

Corría entonces el año 1944, y las cosas no marchaban precisamente bien para el hombre del eterno bigote: Adolf Hitler. Y es que, a pesar de que ya había conseguido que una buena parte de Europa se rindiera a su esvástica, ese año también se dio de bruces contra los aliados quienes -cansados ya de tanto Führer para arriba y Führer para abajo- habían movilizado a sus tropas y entrado en territorio alemán a través de las playas de Normandía.

Adolf Hitler

Adolf Hitler

A su vez, al pequeño Adolfo tampoco le gustó demasiado que los británicos conquistaran el puerto belga de Amberes y que los soviéticos amenazaran a su querida Alemania desde el río Vístula (Polonia). La situación se postulaba fea, y por ello, el Führer se dispuso a hacer lo que mejor sabía: tomar las armas en contra de todos aquellos que no profesaran el nazismo.

Concretamente, Hitler reclutó 25 nuevas divisiones (unos 250.000 soldados) con las que pretendía atacar por sorpresa la zona más desguarecida del cerco que estaban creando los aliados: las Ardenas, una región formada por frondosos bosques en Bélgica. Una vez rota la línea americana, sus tropas se dirigirían a toda marcha hacia Amberes con la firme intención de volver a tomar el puerto. De esta forma, y según la fantasiosa mente del Führer, los británicos abandonarían Europa al quedar sus tropas aisladas y divididas de las norteamericanas.

Comienzan las hostilidades

Sea como fuere, e independientemente de los objetivos imposibles que buscaba, el 16 de diciembre los planes de Hitler se hicieron realidad y más de 2.000 cañones iniciaron un bombardeo de una hora y media sobre 130 kilómetros de la línea norteamericana de las Ardenas. A su vez, y después de estos curiosos fuegos artificiales navideños, los más de 250.000 soldados y decenas de blindados alemanes iniciaron un asalto en masa sobre los sorprendidos aliados.

Este ataque inicial -que duró varios días- se tradujo en una masacre, pues los oficiales americanos no barajaban una ofensiva de tan alto calibre en un terreno tan boscoso y habían reducido al mínimo las defensas de la zona.. De hecho, los nazis –que tenían una ventaja numérica de tres a uno frente a sus enemigos- no tuvieron más que avanzar y acabar a base de fusil y ametralladora con los escasos aliados. Aquellos días, además, fueron muchos los soldados estadounidenses que se vieron separados de sus unidades debido al sangriento ataque.

Correr por la vida

Precisamente ese fue el trágico destino de dos militares norteamericanos que, el día de nochebuena, se hallaron perdidos bajo la noche en medio de un paraje desconocido. «Estos dos jóvenes norteamericanos deambulaban desorientados por el tupido bosque de Hürtgen, en la frontera germano-belga, al haber perdido contacto con sus tropas. Uno de los dos presentaba graves heridas, por lo que no podían continuar caminando por aquel terreno cubierto de nieve. Desesperados, se arriesgaron a llegar hasta la puerta de una casa solitaria en busca de ayuda pese a encontrarse esta en el lado alemán», explica el periodista e historiador Jesús Hernández en su libro «Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial».

6i8baf

El frío era en esos momentos insoportable y la nieve caía acumulándose sobre sus cascos. Sin embargo, las condiciones meteorológicas no planteaban ningún problema en comparación con el miedo a caer bajo las garras de los soldados nazis. Y es que, los seguidores de Hitler habían demostrado ya su escasa piedad al haber acabado unos pocos días antes con cientos de prisioneros americanos.

Por suerte para ellos, la puerta de la casa la abrió una amable mujer que -a pesar de las nefastas consecuencias que podría tener para su familia- se ofreció a curar las heridas del soldado aliado. «Además, les invitó a compartir (…) la cena de Navidad, consistente en un suculento asado. Sorprendidos por esta hospitalidad, los norteamericanos aceptaron compartir la cena y pasar la noche en la casa», añade Hernández en su obra.

El invitado menos deseado

Parecía que aquella noche iba a ser perfecta para los soldados aliados quienes, al calor del fuego, decidieron tomar asiento en la mesa dispuestos a degustar una buena cena caliente. En cambio, el destino les tenía reservada una última jugarreta pues, cuando estaban a punto de comenzar a comer, un sonido seco sonó desde la entrada de la casa: alguien llamaba.

La dueña, desconcertada, se levantó y abrió la puerta. Su sorpresa no pudo ser mayor cuando vio que al otro lado se hallaba una pequeña patrulla formada por tres soldados nazis a las órdenes de un sargento. Fuertemente armados, los alemanes pidieron entrar para registrar el hogar ya que, según explicaron, habían seguido unas extrañas huellas de sangre hasta aquella casa.

Una curiosa cena de Navidad

La tensión podía cortarse con un cuchillo de combate, y no se calmó cuando los nuevos visitantes preguntaron si había en el interior de la casa algún enemigo del Führer. «La dueña no se dejó impresionar y respondió desafiante: «Americanos». Los alemanes empuñaron sus armas, dispuestos a irrumpir en la estancia, cuando ella les dijo con calma: «Vosotros podríais ser mis hijos, y los que están aquí dentro también». «Uno de ellos está herido –continuó- y están cansados y hambrientos, así que entrad, pero esta noche nadie tiene que pensar en matar», completa el experto español en su obra.

A su vez, la tierna señora invitó a los soldados de la Wehrmacht a cenar. En principio, los nazis no supieron cómo reaccionar. Indecisos, los soldados miraron perplejos a su superior quién, increíblemente, ordenó a sus subalternos deponer las armas. A continuación, y para asombro de los norteamericanos, los alemanes, pidieron permiso para pasar y se fueron sentando a la mesa junto a sus, hasta ese momento, enemigos.

«Poco a poco, las prevenciones se fueron disipando y la cena acabó discurriendo por unos impensables cauces de compañerismo. Al final, todos entonaron canciones navideñas. (…) A la mañana siguiente, aquella amistad surgida durante la cena no se había esfumado con la llegada del nuevo día; los soldados alemanes indicaron a los americanos como llegar hasta sus propias líneas», finaliza el autor de «Historias asombrosas de la Segunda Guerra Mundial».

Cuatro preguntas a Jesús Hernández

Fuente: abc.es/historia-militar

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios

Un comentario el “La curiosa cena de Navidad entre soldados nazis y americanos

Los comentarios están cerrados.

Cooperación con Alegría

"If the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot

Empowered

Everyday

En Zapatillas de Andar por Casa.

Bienvenidos a un universo paralelo

CON TODO MAS BACON

En la mente de una madre cansada y estresada hay de todo un poco.

lilylahijadelencargado

Palabras sobre todos los vivos y sobre los muertos

HELICON

El lugar donde reside la Ilusión.

Halley Ediciones

Editorial independiente. Busca maravillas literarias. Sacar la luz, a la luz.

Cuentos de tarde-noche

Cuentos cortos y algunos escritos aparte...

HABLEMOS DE PELICULAS

Un lugar para fanaticos

Mytself Poetry

DE MÍ, DE MÍ MISMA Y DE ELLAS

A Cidade, A Estrada, O Propósito.

A cidade foi tomada pelos homens. A Queda nos atingiu, e não sabíamos para onde ir. Na estrada da vida. sinais colocados no tempo apontaram para um propósito maior do que todos nós: o Amor que transforma. Ele deu sentido à nossa existência sofrida, e agora temos como caminhar rumo à Cidade. Aqui estão alguns trechos da minha jornada. Vamos caminhar juntos?

NEW PATHWAYS BY SAM TUMBLIN / PROMOSTKING

My site "NEW PATHWAYS BY SAM TUMBLIN" is basically an open door to all paths in life. #general #life #music #media

| SCRIPTEUM |

Blog de escritura

Mozesz nie miec nic...ale jesli masz pasje...to tak jakbys mial wszystko

Hello this is Rafal, I think, I can cook. You will be the judge.

El pensadero de Yai

Espacio donde desparramar sin orden ni concierto ideas, sueños e historias singulares.

Poetriz

Sou um pouco de poeta e de atriz na frente do meu compoetador

Blogueando con Laura

Blog personal de la escritora María Laura De Piano con la colaboración de escritores invitados

Organic Article

Strictly Undiluted

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán Güell quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.

Arte y demás historias por Bárbara Rosillo

Historia de la moda y otros asuntos.

sandsoftime10

A peep into Megha's mind

Ilusión en proceso de aprendizaje

Así soy, vivo, pienso, siento y escribo... Bienvenido a este lugar donde solo tú decides qué hacer...

LUCES Y SOMBRAS

¿¿QUIEN TIRARA LA PRIMERA PIEDRA??

Monfoto

Memoria de lo que soy a través de mi objetivo

Libros recomendados

Intento no perder el tiempo y ser eficiente...

Diario del Hombre Topo

Relatos de ficción. Todo es producto de mi imaginación.

Rebe & Miau

Una forma diferente de estar en el mundo

Premios Blogosfera

Los mejores blogs en español

The Soul of Al-Andalus

Entra, relájate y siente la mágia de Andalucía

cocinando a lo jose

cocina saludable y fácil

Education Motivation Inspiration

Warm welcome! This is more than an exploration. Discovery of new ideas and new ways of being.

khushitripathi.com

Life As I Know It

noaladomesticacionguayaquil

Un espacio para elevar conciencias

manologo

pienso y recuerdo...luego, existo

ESPERANZAVAROBLOG

HISTORIA, ARTE Y ANTROPOLOGÍA

MALIN E H PHOTOGRAPHY

© Malin Ellisdotter | All images on this blog are copyrighted material and all rights are reserved. Not to be used without permission |

Tale Told

Short Stories, Poems, & Essays

EL RINCÓN DE PENSAR

Expresa tus emociones

La paseata

Pasear no es dar la lata, ni nada raro ni feo, siendo por La Paseata, por donde das el paseo.

Ramrock's Blog

Politicamente MUY incorrecto

CalcuttaTadka

Its All About daily dose of tadka

Un bosco nella mente

Sogna sempre in grande

A %d blogueros les gusta esto: