El PP admite ahora que es “grave e inexcusable” que un diputado no declare sus actividades.


 

Los populares piden investigar a Antonio Hernando aunque rechazaron comprobar los negocios de sus propios parlamentario.

El PP quiere que el Congreso haga lo que el PP no le ha dejado hacer con sus diputados: investigar si incumplen el régimen de incompatibilidades cuando desarrollan actividades privadas.

El grupo mayoritario en la Cámara ha pedido por escrito que se investigue al portavoz del PSOE, Antonio Hernando, porque se ofreció para asesorar al partido PRD de Panamá. Hernando no llegó a trabajar ni a cobrar de esa formación pero el PP entiende que sólo el hecho de ofrecerse supone un “grave e inexcusable incumplimiento de las obligaciones del parlamentario”, según el texto al que ha tenido acceso esta redacción. Hace sólo unos días, el PP defendió a Agustín Conde pese a que no declaró todas sus actividades y, además, impidió al Congreso que le investigara esgrimiendo un informe jurídico que veta lo que el propio partido reclama ahora por escrito.

Originalmente publicado en rememorandolahistoria.blogspot.com.es