Necesitamos “mantener vivo el miedo” para justificar el Presupuesto del terror


NEWBURGHSTINGposter

Un ex asistente del director del FBI  admite que la agencia federal se las ingenia para fabricar amenazas terroristas, creando un entorno de miedo, y así aumentar la financiación del gobierno.

Por Paul Joseph Watson / Infowars


Al aparecer en un documental sobre cómo el FBI atrapa y provoca a los sospechosos de cometer actos de terrorismo, el ex director adjunto del FBI Thomas Fuentes, admite que la agencia federal necesita “mantener  vivo el miedo” con el fin de justificar los aumentos de presupuesto.
El documental, titulado “The Newburgh Sting”, cuenta la historia de cómo los agentes federales convencieron a cuatro hombres pobres de Nueva York a participar en un complot terrorista, mientras eran dirigidos por un informante del FBI.

Después de defender el rol del FBI en la fabricación de la trama, Fuentes admite descaradamente que la agencia trabaja deliberadamente para reforzar los temores de la población a causa del terrorismo, con el fin de obtener una mayor financiación.

“Si vas a enviar propuestas de presupuesto para una agencia policial, para una agencia de inteligencia, no vas a presentar la propuesta de que “Ganamos la guerra contra el terrorismo y todo está muy bien, porque lo primero que va a pasar es que su presupuesto sea reducido a la mitad”, afirma Fuentes. “Usted sabe, es lo opuesto a lo que dice Jesse Jackson de ‘Mantener viva la esperanza’ —es ‘Mantener vivo el miedo’. Mantenerlo vivo”.

Creando y desbaratando amenazas

Es una práctica rutinaria que el FBI fabrique los complots terroristas y luego se toma el crédito de desbaratar el complot (manipulado de principio a fin por la propia agencia), lo que lleva a muchos a acusar a la agencia de alimentar una guerra interna contra el terrorismo que no existiría de otra manera. Como el New York Times lo informó en el 2012, la gran mayoría de los planes terroristas internos en los últimos años fueron “facilitados por el FBI”.

El ejemplo más reciente se refería al caso de Christopher Lee Cornell, quien supuestamente planeaba detonar bombas caseras y luego disparar contra los legisladores y empleados en el Capitolio de EE.UU. Sin embargo, pronto se supo que Cornell nunca fue capaz de coordinar o financiar tal conspiración por su propia cuenta y que el supuesto complot fue creado y manipulado por el FBI.

“La agencia no ha desbaratado ataques terroristas planificados dentro del país, excepto los que la misma agencia crea, entonces se elogia públicamente por detener sus propias creaciones”, escribió Glenn Greenwald en respuesta a la historia.

Un documental de HBO
Fuente: Mother Jones

Sobre la base de un tesoro de imágenes de vídeo, sobre una operación encubierta del FBI,  “The Newburgh Sting” es un documental que muestra cómo, en el 2009, cuatro hombres fueron acusados de conspirar para hacer estallar aviones de la Guardia Nacional Aérea y estallar bombas en centros de la comunidad judía en el Bronx.

Los acusados, observantes musulmanes ocasionales del empobrecido barrio de Newburgh, en Nueva York, y algunos de ellos con antecedentes penales por tráfico de drogas, creían que iban a ganar $250.000 (ofrecidos por el informante del FBI) por hacer el trabajo que cambiaría sus vidas. Pero era una trampa.

Un informante del FBI proporcionó todo: el plan, las bombas y los misiles, incluso un coche para que los aspirantes a terroristas llegaran a la escena. Al igual que los acusados en operaciones encubiertas similares, los hombres se defendieron diciendo que todo era una trampa, pero de todos modos fueron declarados culpables.

Fuente : tribunahispanausa.com

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

6 comentarios en “Necesitamos “mantener vivo el miedo” para justificar el Presupuesto del terror

  1. Pingback: Necesitamos “mantener vivo el miedo” para justificar el Presupuesto del terror | Desmontando a Babylon

Los comentarios están cerrados.