La Cenicienta que no quería comer perdices*


¿Conocen ese cuento? Claro, que sí, La Cenicienta, clásico de clásicos. La chica abusada por su madrastra y sus malvadas hermanastras, que encuentra a su amor pero vestida de seda, porque todas sabemos que al dar las doce, mona queda… De todas maneras no es el único cuento, también está Caperucita Roja amenazada por el lobo (bien masculino); Blancanieves que se la pasa fregando no para un hombre, ¡para siete!; o La Belladurmiente, que espera dormida hasta que el beso del hombre la devuelve a la vida. 

Clic para seguir leyendo en Biografías_Serdna_50