Capítulo 1º- Una herida africana.


En Somalia y en Somalilandia, casi toda la población femenina (98%) ha sufrido la mutilación genital y, además, en su forma más severa, conocida como infibulación. En Somalilandia, el clan Isaq acostumbra a practicar una escisión extrema llamada gudnünka fircooniga: los genitales externos se raspan por completo y los tejidos se cosen formando una tira dura y oscura.

Lee el resto de esta entrada → 

¡Gracias por leerme!

boton-home

4 comentarios en “Capítulo 1º- Una herida africana.

    1. Boko Mohammed, una “mutiladora profesional”, sostiene la cuchilla que ha utilizado durante años para practicar la ablación en su comunidad. Ya no la utilizará nunca más porque ha decidido abandonar la práctica.

      Resulta tan escandaloso como perverso la existencia de este tipo de agresiones a las chicas, adolescentes y mujeres, por el concepto de instrumentalización y de posesión que se hacen de las mismas, indagando en un hecho cultural que socava los más mínimos derechos fundamentales de estas personas.

      Saludos.

      Le gusta a 2 personas

  1. Esperanza E. Vargas (sadeyes)

    Había escuchado algo referente a este tema.
    Me gusta la información que nos provees. Realmente impresiona.

    Un saludo mi amigo.
    Un gusto poder leerte.
    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.