¡Adán, que las manos van al pan!


Después de la entrada de ayer, en la que explicamos la iconografía de Adán y Eva (el que no la haya leído puede hacerlo aquí: Adán y Eva, los primeros nudistas), os traigo hoy unas representaciones que se salen de lo habitual por las actitudes excesivamente amistosas de la parejita. Todos los ejemplos son del siglo XVI, lo que no deja de ser una casualidad bastante curiosa.

Conozcamos los hechos →

¡Gracias por leerme!

boton-home