La enigmática “momia que grita”


En 1881 se descubrió en Egipto una momia distinta a las demás, atada, estrangulada y con la boca abierta en un terrible rictus de dolor. Después de décadas de olvido, en 2018 se descubrió quién era este misterioso personaje y su terrible destino.

En 1881, el egiptólogo alemán Émile Brugsch penetraba en la tumba DB320, excavada en la montaña tebana, un lugar que sería conocido más tarde como el “escondrijo de Deir el-Bahari”. Esta tumba, lugar de enterramiento del sacerdote Pinedyem II, que murió hacia el año 969 a.C…

El texto completo del artículo está aquí →